jueves, 4 de septiembre de 2014

Ayy...

¿Sabéis cuál es el problema? Que yo no soy una fanática de Monster High, y no me gusta mirar todo el rato que cosas nuevas sale, además de que estos últimos meses todo está muy parado. Pasó la moda, como dijo mi compañera. Y si sigo en este blog, es porque sabía que en algún momento me animaría a pedir disculpas y a hacer algo con él. Porque a mi me siguen gustando. Y tengo cositas nuevas que enseñar.

Pero el caso es que todo este tiempo me has pasado un montón de cosas personales y el blog no era una prioridad para mí, sinceramente. Y el instituto es más complicado de lo que parece. Y muchos más problemillas que me han pasado.

Pero hoy me he animado. Y no pretendo que me sigáis como antes ni nada. Pero he descubierto que si me gustaban las muñecas Monster High, y me siguen gustando con mis 13 años, es porque cuando estoy mal o la realidad no es tan bonita como yo querría que lo fuera, está este pequeño mundillo para apartarse y divertirse. El hecho de usar las manos para hacer cosas que relaja, y me parecen muñecas muy curiosas y con muchas posibilidades para usarlas de una manera u otra.

Cuando esté en mi casa pienso hacer fotos a las cositas nuevas, y os lo enseñaré. Porque a mí me hace ilusión enseñar como progresa lo que tengo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada